Salinas Verano 2020

S,i normalmente, al repetir la visita a una localización observamos que el paisaje que el sitio nos ofrece es siempre distinto al de la primera vez, esto se multiplica por mil en las salinas de Sanlúcar de Barrameda.

Aquí no solo interviene la luz, la atmósfera, la temperatura o el viento...si no también la mano del hombre, que ya sea llenando las piscinas de agua, ya sea al recoger la sal, nos modifica radicalmente el paisaje.  Cada día será distinto, y lo que esperas encontrar cuando vuelves a visitar el sitio al atardecer no estará ahí. En cierto sentido  es un auténtico desafío para el fotógrafo, y no solo porque la época buena para realizar la visita es el verano donde la luz y el calor hace que sea más dificil, por lo que hay que improvisar y desechar las ideas preconcebidas de antemano. Aquella foto que teníamos en nuestra cabeza nunca será y habrá que adaptarse a lo que se nos ofrece en el instante. 

En todos los días que fui a visitarlas este verano el paisaje nunca encontré lo que esperaba. Que sea un paisaje tan cambiante añade mucha más magia al sitio, que para mí es muy especial. Te obliga a sacar provecho de los detalles y adaptarte rápidamente mientras se va la luz y vienen los mosquitos. Pero casi siempre te vuelves con alguna foto que merece la pena.

Espero que disfruten de mis fotos de las Salinas de este verano tanto como yo lo hice al tomarlas.

Salinas II
  • No Comments