Nuevo año 2021


La imagen que pongo a continuación es un intento de realización de una idea que ha estado dando vueltas en mi cabeza durante todo el año y que me recuerda al único miedo de los Galos de Astérix, que solo temían una cosa: ¡qué el cielo se caiga sobre nuestras cabezas


MMXXI

MMXXI



Así me he sentido yo en el 2020, con el miedo al virus, que como una espada de Damocles,  un cielo amenazante, se cierne sobre mi cabeza, la de mis seres queridos, la de todos los que nos rodean. Y no solo teme uno por la salud, sino también por el daño económico a muchas familias y el cisma social que esta nueva crisis puede producir. 


Todo ha sido incertidumbre y pesar en el año 2020, y todo es incertidumbre en el año 2021. Aunque también hemos tenido buenos momentos de intimidad en familia y la sensación de valorar a los amigos que tanto se echan de menos. Pero no podemos negar el sentimiento de tristeza, y la sensación de llevar una vida incompleta, que a todos nos ha inundado.


Solo nos queda la esperanza de que en este año que empieza las cosas se hagan lo suficientemente bien como para poder encauzar el ritmo normal de nuestra vida, poder acercarnos ya a los que están "distantes", aprender de los errores cometidos, superarlos con visión crítica, y no dejar a nadie atrás. 


Espero que el año 2021 sea realmente esa luz que nos diga que ya estamos al final del túnel y que dejemos de temer que el cielo se caiga sobre nuestras cabezas.

Salinas VI

Salinas VI

El cielo sobre nuestras cabezas en tiempos de pandemia.